Santo Cristo
Hermandad del Santísimo Cristo de la Buena Muerte
santocristo.es > iconografía > Ntra Sra Gran Dolor
automatic translation try to translate actual page to english

Iconografía: Imagen de Nuestra Seńora del Gran Dolor

La Imagen de "Nuestra Seńora del Gran Dolor" completa la iconografía de la Hermandad.

Es esta una representación realizada en escayola de la Madre de Dios, con la mirada elevada hacia lo alto en actitud orante y a la vez resignada, acaso tal y como estaba en el Calvario, junto a la cruz, asistiendo a los últimos instantes de la vida del hijo amado.
Su semblante, más que dolor o desesperación irradia dulzura, la dulzura de quien alberga la esperanza de la Resurrección. Pero su mirada, profunda y lacerada, contiene la tristeza de una madre que sufre en silencio, la madre que, sencillamente, ocupa el lugar que le corresponde en la gran tragedia, que guarda en su corazón la honda pena que la embarga, tan solo visible a través de sus negros ojos empańados.

 

Nuestra Seńora del Gran Dolor

Una instantánea de la dulzura de su mirada

No aparece esta Dolorosa coronada ni tocada con finos bordados o encajes, sino humildemente vestida, como si su indumentaria fuera una imaginaria aura mística de divinidad.

En los primeros tiempos, un puńal clavado en el pecho, y cuya empuńadura sobresalía, simbolizaba su dolor, tal vez recordando la profecía que durante la Presentación del Nińo en el templo le refirió el anciano Simeón: " ...Y a ti, una espada te atravesará el alma".
Pero en la actualidad, este objeto ha sido suprimido, probablemente porque no es necesario, pues basta la sola contemplación del rostro de María para captar el "Gran Dolor" que da nombre a esta advocación de Nuestra Seńora.

Originariamente, esta Imagen pertenecía a la Parroquia de San Lorenzo de El Escorial, donde recibía culto durante todo el ańo. En Semana Santa procesionaba por las calles sobre unas andas que eran portadas alternativamente por cofrades de las Hermandades de Pasión que existían por aquel entonces, entre ellas la del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, que no se sabe muy bien porqué, pero terminó haciéndose cargo definitivamente de este cometido, a pesar de que en una ocasión al iniciarse la procesión se les fue al suelo a los portadores, sin que afortunadamente ocurriera nada digno de lamentar.
De esta manera surgió la vinculación de la imagen de Nuestra Seńora del Gran Dolor con la Hermandad del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, una vinculación que culminaría con su incorporación a la misma el 19 de Septiembre de 1.954, día en que la Junta Directiva aceptó el ofrecimiento del Seńor Cura Párroco, que en aquel momento era Don Teodosio Martínez Pardo, de hacerse cargo de la misma con las obligaciones que ello conllevaba.

Cuando desaparecieron las Procesiones de las calles de San Lorenzo de El Escorial, esta Imagen dejó de procesionar, quedando para el culto en la Iglesia Parroquial, de donde poco a poco fue relegada con el tiempo al olvido de un desván. Así permaneció hasta el ańo 2000, en que la Hermandad decidió su recuperación y nueva reincorporación. Restaurada por Dońa Arancha Aguilar, y posteriormente bendecida con gran solemnidad durante los actos que con motivo del Septenario Anual en Honor del Santísimo Cristo de la Buena Muerte celebra la Hermandad en el mes de Septiembre, la Imagen de "Nuestra Seńora del Gran Dolor" recibe culto actualmente en la Capilla del Cementerio Parroquial de San Lorenzo de El Escorial, junto a la Imagen titular del bendito Crucificado que da nombre a la Hermandad.

Enlaces relacionados:

Copyright 2004 - Hermandad del Santísimo Cristo de la Buena Muerte de San Lorenzo de El Escorial - Todos los derechos reservados